jueves, abril 30, 2009

martes, abril 21, 2009

SUENA EN EL BARRIO













SHORTY RAMIREZ




VOCALIZANDO : HECTOR COLON



EUMIR DEODATO



EUMIR DEODATO

NACIDO EN RIO DE JANEIRO, BRAZIL DE PADRES DE ORIGEN PORTUGUES E ITALIANO, COMENZO TOCANDO ACORDION A LA EDAD DE 12 ANOS, POCO DESPUES EMPEZO ESTUDIANDO PIANO, A LA VEZ QUE ORQUESTACION, ARREGLOS Y DIRECCION. ESTRICTO AUTODIDACTA SE SUMERGIA EN LOS LIBROS MIENTRAS PASABA NOCHES ENTERAS SENTADO VIENDO LAS ORQUESTAS OBSERVANDO METICULOSAMENTE CADA PARTE TONAL QUE LE COMPONIA Y LA PRODUCIA.
A LOS 17 ANOS HIZO LOS ARREGLOS Y DIRIGIO SU PRIMERA SESSION RECORDING PARA UNA ORQUESTA (28-PIECE).
ESTE SE PUEDE DECIR QUE FUE EL PUNTO DE PARTIDA PARA QUE DEODATO SE CONVIRTIERA EN UNO DE LOS MAS ACTIVOS Y RESPETADOS ARREGLISTAS DE RIO , EN LA TAN AGITADA ESCENA LOCAL, GRABANDO PARA ARTISTAS DE ALTO RENOMBRE COMO MILTON NASCIMENTO, MARCOS VALLE, ELIS REGINA Y ANTONIO CARLOS JOBIM.
EN EL ANO 1968 DEODATO VIAJO A NEW YORK, EMPEZANDO A TRABAJAR PARA LUIS BONFA, EL LEGENDARIO COMPOSITOR DE “BLACK ORPHEUS, MIENTRAS TAMBIEN ESTABA UN TRABAJO DE ESTUDIO PARA ASTRUD GILBERTO, WALTER WANDERLEY, ANTONIO CARLOS JOBIM, MARCOS VALLE Y MUCHOS OTROS MUSICOS BRAZILEROS QUE VIVIAN EN LA GRAN MANZANA EN ESA EPOCA., ESCRIBIENDO LOS ARREGLOS DE BEACH SAMBA DE ASTRUD GILBERTO, DIO CON EL PRODUCTOR CREED TAYLOS QUIEN LO CONTRATO INMEDIATAMENTE PARA QUE HICIERA LOS ARREGLOS DE ARTISTAS COMO WES MONTGOMERY, STANLEY TURRENTINE, GEORGE BENSON, PAUL DESMOND Y TOM JOBIM, SU REPUTACION EN EL CAMPO DE LA MUSICA POP Y LA MUSICA AFROAMERICANA FUE GRATAMENTE FORTALECIDA POR LOS ARREGLOS QUE HICIERA PARA FRANK SINATRA,(SINATRA & CO) ROBERTA FLACK ( KILLING ME SOFTLY, CHAPTER 2, QUIET FIRE) Y ARETHA FRANKLIN (LET ME IN YOUR LIFE).
DESPUES DE SU PRESENTACION EN EL HOLLYWOOD BOWL CON LAS CTI ALL STAR BAND EN EL ANO 1972, DEODATO EMPEZO A HACER SUS PROPIAS GRABACIONES, SU DEBUT COMO LIDER FUE EN EL ANO 1973.
HE AQUI SU PRIMER ALBUM “ PRELUDE” PARA EL SELLO CTI, PRODUCIDO POR CREED TAYLOR EN SEPTIEMBRE DEL ANO 1972.

1. Also Sprach Zarathustra (8:58)
2. Spirit Of Summer (4:00)
3. Carly & Carole (3:38)
4. Baubles, Bangles And Beads (5:19)
5. Prelude To Afternoon Of A Faun (5:11)
6. September 13 (5:17)

Personnel:

Eumir Deodato - piano, electric piano
Hubert Laws - flute
John Tropea - electric guitar
Jay Berliner - guitar
Airto - percussion
Ron Carter - bass
Stanley Clarke - bass
Billy Cobham - drums




GUACO



LADO A
1- Me Vas Llevando
02- Nunca Te Olvidare
03- Mi Tamborera
04- Mia Toda

LADO B
01- Fabula
02- Amor De Camino
03- Y No Estar Solo
04- San Juan De Dios


GUACO


El grupo tomó su nombre de una lechuza blanca, conocida localmente como "Pájaro Guaco". A partir del disco de 1977 toman como símbolo un tridente.
Fundado por un grupo de jóvenes estudiantes, de los cuales destacan Mario Viloria y Gustavo Aguado en Maracaibo, su primera producción fue grabada en 1964, bajo el género de gaita Zuliana, estilo de música tradicional venezolana. Sin embargo desde sus primeros discos, las ganas de hacer algo distinto y masivo, se dejaba notar. En la década de los 60's se grabaron 5 LP uno por año: 1964, 1965, 1966, 1968, 1969.
En el año 1967 Gustavo Aguado, grabó con otra agrupación gaitera (Estrellas del Zulia), casualmente el mismo año que Guaco no grabara producción. Aguado regresó para grabar en 1968 y seguir hasta la fecha.

En los álbumes sucesivos uno por año, se fueron añadiendo elementos de ritmos caribeños, resaltando secciones de son montuno en las canciones, que lo hacían parecer un conjunto de salsa, hasta que en el de 1979 lograron la síntesis. De esa época fueron temas aún recordados como Venite 'Pa Maracaibo y María la Bollera, ambas de la autoría de Ricardo Portillo.
Entre 1975 y 1979 contaron con Argenis Carruyo, integrante de La Dimensión Latina, como solista.
Los 80's


En 1979 incorporaron a Amílcar Boscán como solista, quien junto al grupo grabó éxitos aún recordados como: Pastelero, Cepillao y Un Cigarrito y un Café.
Boscán dejó el grupo luego del albúm editado en 1984 para probar suerte como solista en el género salsero (es conocido su trabajo junto a la leyenda de la Fania Willie Colón), dando paso a Daniel Somaró en 1985 y 1986, en cuya voz se grabaron éxitos como Sentimiento Nacional y La Radio.

Luego entra como solista Nelson Arrieta, quien permaneció más de una década con el grupo, imponiendo los éxitos El Zapatero, El Reportero, Luciana, entre otros.
El alma del grupo es su fundador Gustavo Aguado, quien además de haber llevado la dirección comercial del grupo en todas sus etapas, ha grabado sus própios éxitos como solista de la agrupación, entre ellos: A Comer, Pregúntale a Carruyo, Welcome to Callao, Las Caraqueñas, Castígala, y más recientemente El Buzo, Pa' Colombia y Confusión.

A fines del los años 80's el grupo dejó el ritmo de trabajo anual típico de los conjuntos gaiteros y comenzó a editar álbumes cada varios años. En 1989 y 1990 tuvieron importantes dúos con artistas internacionales como Proyecto M (miembros originales del Grupo Menudo) en Invítame a tu casa) y Gilberto Santa Rosa con Ya no eres tú, así como artistas nacionales como Karina y Kiara.
Décadas de 1990 y 2000
Una de sus producciones más famosas fue Triceratops (1993), que se mantuvo en la radio durante años, seguida de Archipiélago (1995), Amazonas (1997), Como era y como es (1999), Equilibrio (2000), Galopando (2003), El Sonido de Venezuela (2005) y Equus (2006).
Además de los discos ya citados, se llegaron a editar 2 recopilaciones en remezcla de sus grandes éxitos, una en 1996 y otra en 1997 y además de incursionar en su género de origen, la gaita Zuliana, con las producciones: Guaco Clásico I (1992), Guaco Clásico II (1993) y Guaco Clásico III (1994), donde interpretaban temas legendarios, tanto propios como ajenos de los años 50's, 60's y 70's.
Quizá debido a su sonido ecléctico, el grupo no ha podido lograr su lanzamiento internacional aunque gocen del mayor éxito nacional. Sin embargo han tenido giras que los han llevado a Estados Unidos, Europa y Japón.

Actualmente los cantantes de la agrupación son Luis Fernando y Ronald Borjas, quienes junto a Aguado se encargan de mantener el estilo que, aunque a partir de 2003 se ha volcado a patrones más pop, sostienen ese sonido que siempre ha caracterizado a Guaco durante más de 30 años.
Integrantes
• Juan Carlos Salas - Director musical, Trompeta
• Gustavo Aguado - Fundador, Director y Voz
• Luis Fernando Borjas - Voces
• Ronald Borjas - Voces
• Alexis Moreno - Charrasca
• Johnny Flores - Tambora
• Vladimir Quintero - Tumbadora
• Julio Rivera - Timbales
• Humberto Casanova - Batería
• Gustavo Molero - Bongó, Campana y Percusión
• Julio Flores - Saxo Tenor
• Norman Cepeda - Trombón
• Edepson Gonsález - Teclados
• Rafael Querales - Bajo
• Carmelo Medina - Guitarra
Discografía
• Esta gaita si está en algo - 1972
• Gaita a todo color con los Guacos - 1973
• Guaco 73
• No diga que no los ha escuchado ni los ha visto - 1974

• Guaco 75
• Guaco 76
• Grupo Guaco 77
• Criollo y Sabroso (Disco doble) - 1978
• Guaco 79
• Guaco 80
• Guaco 81
• Guaco 82
• Guaco 83
• Guaco es Guaco - 1984
• Guaco 85
• Tercera Etapa - 1986
• Maduro - 1987
• Dejando Huella - 1988
• Betania - 1989
• Atracción Fatal - 1990
• Guaco 90
• Guaco 91
• Guaco 91 (versión japonesa)
• Guaco 92

• Guaco Clásico I - 1992
• Triceratops - 1993
• Guaco Clásico II - 1993
• Guaco Clásico III - Sabroso - 1994
• Archipiélago - 1995
• Amazonas - 1997
• Cómo era y cómo es - 1999
• Equilibrio - 2000
• Galopando - 2002
• El sonido de Venezuela - 2005
• Equus - 2006

domingo, abril 19, 2009

PONCHO SANCHEZ


DIZZY GILLESPIE Y MACHITO



ORQUESTA LA SUPREMA



SABU MARTINEZ


CONJUNTO UNIVERSAL



MASEKELA




TEMAS:
1. night in tunisia
2. been such a long time gone
3. in the market place
4. jungle jim
5. african secret society
6. nina
7. stimela (coaltrain)

Hugh Masekela, trompetista, compositor y cantante
sudafricano nació en 1939 en Wittbank. Empezó su
carrera musical como miembro de la Huddleston
Jazz Band, pero Trevor Huddleston fue deportado
a causa de su posición abiertamente anti-apartheid.


Masekela abandonó Sudáfrica en 1961. Su carrera
despegó verdaderamente en EE.UU. Su mezcla
de pop/jazz africano, tuvo tanto éxito que fundó su
propio sello discográfico, Chisa, a mediados de los
años sesenta. Más tarde, colaboraría con artistas
de la talla de Fela Kuti y Paul Simon

El viento expedicionario de Hugh Masekela, un sudafricano a punto de encontrarse con latinoamerica.
• Ciudadano del mundo, trompetista prolífico en diversos géneros.

Pocos músicos pueden enorgullecerse de una carrera versátil y consistente al mismo tiempo. El mérito es mucho mayor cuando se trata de artistas que vieron coartada su libertad creativa y por poco su vida. Ante la amenaza, una salida afortunada es mirar hacia otros horizontes. En el régimen del apartheid en Sudáfrica, un trompetista salió de su país y comenzó su expedición musical por el mundo: se trata de Hugh Masekela, quien hoy es uno de los iconos de su país y figura importante de la música del mundo y el jazz, al lado de leyendas como Louis Armstrong, Benny Goodman y Dizzie Gillezpie.

Su trabajo tiene una sola premisa y ningún prejuicio: combinar las tradiciones musicales de su natal Sudáfrica con los sonidos que le gustan de cualquier parte del mundo. A partir de ello, su trompeta ha podido escucharse en innumerables grabaciones, desde las primeras que hiciera el patriarca del reggae Bob Marley, hasta el álbum reciente del contrabajista Orlando “Cachaito” López, del Buena Vista Social Club. A la vez, es autor de clásicos eternos como Coal train, Bring him back home, In the market place, U-Dwi y Soweto Blues, entre otros.

Su carrera comenzó muy temprano. Tomó clases de piano durante su infancia y hábil como era con los dedos, supo encaminar ese talento y desafiarse a sí mismo. La historia cuenta que fue un Masekela adolescente el que se vio inspirado por la cinta Young man with a horn, de Kirk Douglas, para decidirse por la trompeta, instrumento que a partir de entonces le acompaña en la vida y con el que se aventura sin prejuicios por el jazz, afrobeat, pop, funk, bebop, rythm & blues o el dance, por nombrar algunos géneros.

Una de sus primeras trompetas vino de manos del propio Armstrong, como regalo del capellán de la escuela donde estudiaba, que había conocido al connotado trompetista en un viaje a Nueva York. Es probable que entonces, Masekela planeara inconscientemente su viaje a esa ciudad para seguir la ruta de ese gigante del jazz.

En poco tiempo se encontró tocando en dos bandas de su país, African Jazz y los Merry Makers, donde conoce a Elijah Nkwayna y Banzi Bangane, dos de sus principales mentores


y primeros ídolos. Antes de cumplir los veinte años, Bo Masekela, su nombre artístico entonces, ya se escuchaba fuerte en bandas como los Jazz Epistles, al lado del renombrado pianista Abdullah Ibrahim, con quien grabó un par de discos.

No conforme, Hugh emprendió su viaje a Nueva York apoyado por la cantante Miriam Makeba, su colega de entonces y esposa después durante diez años. El objetivo era estudiar en la Manhattan School of Music, donde no podía tocar jazz, pero podría escuchar en vivo a las estrellas del género en los clubes de la ciudad. Las trompetas de Dizzy Gillespie y Les McCann eran la sensación en las noches neoyorkinas y Masekela era su testigo.

Pensó que era el momento de retornar a su país para mostrar lo que había aprendido; sin embargo, el homicidio y la prisión abatían a sus hermanos de raza en Sudáfrica. Se dice que por algo ocurren las cosas, así que, preocupado por estos hechos, pero disuadido por sus amigos, permaneció en Estados Unidos para recorrerlo con su trompeta. Eran los años sesenta. Las influencias americanas empezaban a sumarse a favor de un estilo personal que lo distinguió como músico, arreglista y compositor.

Hugh nunca ocultó sus raíces y las referencias a ello son características en su música. Su primer álbum, Trumpet Africa, vio la luz en 1962 y dos años después apareció, The americanisation of Ooga Booga, grabado en vivo y gran éxito en la radio de California. Fue telonero de muchos eventos de la Motown e invitado a decenas de festivales de jazz. San Francisco lo contagió de euforia en 1967, cuando tocó con Sly Stone y Jimmy Hendrix, entre otras figuras.

El gran golpe lo dio con el muy famoso Grazin’ in the grass, cover que hizo al tema de Philemon Hou en 1968 y que lo subió como la espuma. El sencillo encumbró las listas de popularidad y superó a temas como Jumping Jack Flash de los Rolling Stones y This guy is in love with you de Herb Alpert.


Sobre esos años, Masekela Recuerda: “No podía mostrar mi éxito cuando había tal opresión en mi hogar, además no conocía Africa, a pesar de que era de allá. Decidí ir y seguir mi oído.” Regresó a casa guiado por el músico Fela Kuti, quien lo encaminó por los senderos del afrobeat y lo puso en contacto con muchos grupos, especialmente con Hedzollah Sound de Ghana con quien grabó cuatro discos en los años siguientes.

La represión se recrudeció en Sudáfrica. Hacia 1985, los llamados Escuadrones Sudafricanos de Defensa llegaron a Botswana, ciudad en la que el músico había fundado una escuela de música y un estudio móvil. “...vinieron, apresaron y asesinaron a mucha gente, muchos amigos míos. En ese momento el gobierno no podía asegurar la vida de ningún activista sudafricano y yo había sido muy activo.” Musicalmente Hugh transitaba por el género dance, del que se recuerda el sencillo Don’t go lose it baby, del disco Techno-Bush.

Así, Masekela se fue con su música a otra parte, a Inglaterra, país en el que para reinventarse co-escribió la partitura del musical Sarafina! e hizo contacto con otro

aventurero inspirado por Euterpe, Paul Simon. El estadounidense influyó mucho para la internacionalización del trompetista y de otros músicos sudafricanos como la agrupación vocal Ladysmith Black Mambazo y Miriam Makeba. En el Graceland Tour, emprendido por Simon, Masekela rompió más fronteras.

En 1990 regresó a Sudáfrica y se embarcó en el Sekunjalo, un espectáculo gigantesco con las bandas Sankomota y Bayete, que recorrió Pietersburg, Joburg, Durban, Eastern Cape y Cape Town, entre otras ciudades.

Librado de un régimen opresor e infame, Masekela puede seguir su sendero creativo. Hoy trabaja por las nuevas generaciones de artistas en su país, además de que su retorno a Sudáfrica ha provisto de inspiración a muchos músicos que han trabajado a su lado. “Es posible que en la próxima generación, nuestros artistas emigren a otros países sólo como una excepción y no como regla. Si me quedan quince años de vida, los ocuparé para apoyar el desarrollo de una industria artística africana tan dinámica e independiente como la de la India.” Así, el proyecto de este aventurero del arte, está en marcha.

La vocación tiene maneras muy extrañas de revelarse a los ojos del hombre. Son afortunados los que la distinguen a temprana edad, como le ocurrió a Hugh Masekela, el trompetista más notable en toda la historia de Sudáfrica y que vislumbró su futuro mientras veía una película de Kirk Douglas.

Hoy Masekela es un músico mítico que suma la influencia de muchos géneros y la devuelve como una invención propia.